Reserva Biosfera en Celestún

Reserva Biosfera en Celestún

La Reserva de la Biosfera Ría es el tesoro de Celestún ya que se trata de un santuario natural por excelencia. Son muchos los atributos que se pueden enumerar, que hacen de este lugar un espectáculo magnifico: en primer lugar, hay manglares que se extienden por la zona, invadiendo con sus formas y tonalidades variadas, además de que contrastan con los protagonistas y “reyes” del lugar, que son los flamencos rosas.

Si bien hay un sinfín de aves que también habitan en este ecosistema, no cabe la menor duda de que los primeros son los que suelen cautivar y llamar la atención. No sólo por su belleza sino porque es inevitable notar su presencia: la colonia está compuesta por un número que asciende a miles ejemplares. Así, está claro que ¡la vida puede pintarse de rosa!

Celestún se encuentra ubicado a sólo 109 kilómetros de Mérida, por lo que luego de recorrer la capital cultural e histórica de Yucatán, vale la pena llenarse de naturaleza y vida.

Una de las características más sobresalientes del sitio es que el agua dulce de la ría se funde con la salada proveniente del Golfo de México y esto se convierte en un entorno propicio para los numerosos ejemplares de avifauna. Es de destacar que se trata de un verdadero santuario de aves ya que hay más de 300 especies, entre las cuales se destacan garzas y pelícanos que también desfilan presumidos. También es el hogar de 234 especies de mamíferos, entre los cuales hay ocelotes, jaguares y monos arañas, entre otros.

Los recorridos que se proponen son varios, pero uno de los rumbos más tomados es Baldiosera, un ojo de agua de donde emana agua dulce y fresca y que se encuentra medio perdido entre los manglares. Una de las actividades más elegidas es el paseo en lancha o kayak por el lugar: esto permite no sólo explorar loa alrededores y regalarle a la vista un paisaje majestuoso sino que además permite sentir la calma y armonía que reina en el lugar, alejado de las multitudes y del caos.Hay quienes no resisten la tentación y se lanzan a sus aguas cristalinas.

El otro recorrido es el que va por la zona sur de Celestún, y que permite conocer un paisaje exótico y original: un Bosque Petrificado que recrea una escena de cuentos, con árboles secos que asumen formas indomables.

Esta jornada perfecta alcanza su máximo auge cuando nos tomamos un tiempo de reposo y disfrutamos de los mariscos y pescados frescos del día, en los sencillos y rústicos restaurantes ubicados en la línea de playa.

Llegar hasta el Faro inclinado también es uno de los paseos que se disfrutan mucho pues no sólo la caminata es tranquila sino que además permite empezar a contemplar desde lejos la exótica inclinación del faro, que pone en jaque a la física.

Sin dudas, Celestún no sólo despliega belleza sino un amplio abanico de posibilidades para divertirse y descansar. ¡Para enamorarse a primera vista!

¿Sabías que los flamencos de Celestún son los más rosas del mundo debido a la concentración de caroteno en el agua?